A+ A A-

Asi seran los autos en el 2020 según Volkswagen

 PUBLICIDAD 

  

La evolución del automóvil en años venideros nos va a llevar a que la automatización de la conducción mezclada con la sinergia de los sistemas de infoentretenimiento con el teléfono inteligente van a acabar llevándonos a que nuestros coches sena plataformas de electrónica de consumo, donde las ventas se decidan por las aplicaciones y capacidades de entretenimiento virtual, y no por las capacidades dinámicas de los autos  en sí mismos.

 

Audi ya ha dado el paso vital para ello con el cambio de generación del A4. El nuevo modelo de los cuatro aros, ha abandonado el juego del dinamismo. Lo reconoce la propia marca. Se ha buscado un producto más suave y cómodo de conducir, en el que ya no importa la “pasión” o la “precisión” de las trazadas, y todo se centra en ofrecer una experiencia a bordo cómoda, confortable, tecnológica.

Y ahora va Martin Winterkorn y afirma que los Volkswagen, en 2020, serán “smartphones sobre ruedas”. Winterkorn explicó que espera que sus autos, en cuestión de cinco años, puedan ofrecer conducción automatizada y permitan a los pasajeros intercambiar datos con la red de redes mientras se desplazan en pleno confort. Vamos, una suerte de lounge con internet. Además agregó que la hibridación y electrificación de su gama tomará un papel especialmente importante también.

 PUBLICIDAD

 

Reitero que lo que ha afirmado Winterkorn es algo de perogrullo que ya anticipamos años atrás. Dos años y medio atrás. El problema, entre comillas, es que un CEO de una firma automovilística como Volkswagen, la marca más grande de Europa y el grupo automovilístico más importante del planeta junto con Toyota y GM, reconozca abiertamente que los productos de su principal marca por volumen van a dejar de ser máquinas de conducir.

 

El fin del disfrute al volante se va acercando poco a poco. Afortunadamente, la estrategia de algunas marcas rivales apunta justo a cubrir el hueco dinámico que van a dejar libre algunos rivales, satisfaciendo, al menos por el momento, los gustos de los apasionados por el volante. El tiempo demostrará si hay mercado para seguir siendo fieles a la pasión por la conducción.

 

 

volver arriba

Buscar