A+ A A-

#Tips ¿Con ganas de aprender a conducir? Lee primero estos útiles consejos

 Publicidad

  

Aprender a manejar un auto no es nada del otro mundo. Las primeras veces sentiremos miedo y nos pondremos nerviosos, pero no te preocupes, eso nos pasa a todos. Lo primero que debemos definir es el tipo de vehículo que queremos conducir (mecánico o automático). Lo recomendable es empezar con un carro sincronico. 

Una vez que tenemos claro este punto, lo segundo es buscar un lugar solitario y alejado del tránsito vehicular. Nuestra escasa habilidad cuando uno aprende a manejar un auto nos puede jugar una mala pasada. Además, podemos provocar un accidente de tránsito. Por eso es preferible practicar en locaciones con estas características.

Cuando aprendemos a manejar un auto la primera impresión que sentiremos, una vez dentro,  es que el vehículo es mucho más grande, pero no debemos preocuparnos, pues esta sensación desaparecerá con el tiempo.

Ahora bien, antes de encender el auto y empezar a manejar debemos colocarnos el cinturón de seguridad y comprobar que la palanca de cambio esté en posición neutral, ya sea en un vehículo mecánico o automático.

Publicidad 

 

Al momento  de aprender a manejar un auto, uno debe estar preparado para la frustración. Y es que, en los primeros intentos, el vehículo se nos apagará. En el caso de ser un carro mecánico pasa porque soltamos muy rápido el pedal de embrague y muy lento el del acelerador. Si es automático, simplemente nos asustamos y pisamos el freno muy fuerte.

Una vez que dominemos esta situación lo siguiente será acostumbrarnos a usar los espejos laterales y el retrovisor, tanto para cambiar de carril como para retroceder, respectivamente. Asimismo, debemos adaptarnos a colocar correctamente la posición de la palanca, sin mirar.

Por otro lado, cuando se aprende a manejar un auto lo que más nos va costar dominar es estacionarnos y aprender a realizar los cambios en el momento indicado -esta situación no aparece en un auto automático-. Sin embargo, con una constante práctica se dominará estos dos casos.

La decisión de aprender a manejar un auto no debe preocuparnos, ni asustarnos. Al principio todo será complicado, pero una vez que ‘agarremos confianza’ y dominemos los puntos antes mencionados, pronto estaremos en las carreteras transitando con total tranquilidad.

FUENTE: http://www.todoautos.com.pe

Si te gustó esta noticia no olvides COMENTAR, COMPARTIR y SIGUIRNOS
volver arriba

Buscar