A+ A A-

#Tips Cómo realizar el mantenimiento de los diferentes tipos de filtros del auto

 PUBLICIDAD 

  

Este accesorio impide que entren impurezas y otros elementos a varios sistemas del auto. Suelen ser de papel, mallas metálicas y fibra de vidrio.

No le solemos dar demasiada importancia a los filtros porque su trabajo es silencioso e invisible. Sin embargo, alargan la vida de nuestro auto y consiguen que varios componentes y sistemas trabajen a pleno rendimiento durante más tiempo.

Los materiales más comunes para su fabricación suelen ser el papel, la malla metálica y la fibra de vidrio, aunque pueden ser de otro elemento. Su eficiencia se observa en la cantidad de partículas malignas que es capaz de retener y se mide en micronaje o micrones. Si este índice es pequeño, su eficiencia es mayor porque menor es el tamaño de las partículas que puede capturar.

Los filtros más importantes que incorpora un auto son el de aire, el de aceite y el de gasolina. El filtro de aire protege al motor y está ubicado detrás de la parrilla de la máscara. Bloquea el polvo y las partículas contaminadas para que llegue más oxígeno y de mejor calidad al propulsor.

El filtro de aceite captura las impurezas que produce el propio aceite, que está expuesto a temperaturas muy altas. Esto provoca una degradación térmica en el aceite que genera residuos de carbón, los cuales afectan negativamente a su rendimiento. El filtro de la gasolina mantiene limpio el sistema de combustible, ya que los sistemas de inyección actuales contienen aperturas milimétricas que pueden ser obstruidas muy fácilmente.

Nos damos cuenta de que los filtros están sucios mediante avisos electrónicos. Los autos incorporan sensores para detectar este tipo de fallas. Comprobar la varilla del aceite también es una buena manera. Un fallo en el filtro de gasolina lo notaremos al instante en el rendimiento del auto, pues éste se puede apagar de golpe, no arrancar a la primera o emitir ruidos molestos.

Para evitarlo, los tres se pueden limpiar, aunque el beneficio sería mínimo. Por eso, lo recomendable es cambiarlos directamente. El de aire es recomendable reemplazarlo a los 5,000 km si se maneja en el campo o en ciudades como Lima, y a los 15,000 si se maneja en ciudad. El de aceite tiene una vida entre 10,000 y 15,000 km y el de gasolina a los 30,000, aunque se puede alargar su vida procurando que el tanque no baje del 25% de su capacidad.

FUENTE: http://www.todoautos.com.pe

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display