A+ A A-

#Tips Niños: por qué viajar en sentido contrario a la del vehiculo

 PUBLICIDAD 

  

Según los datos de la DGT, en paises como España se produjeron un total de 5.126 víctimas, lo que supone una media diaria de 14 niños implicados en un accidente de tráfico (42 muertos menores de 14 años en 2011). Pero mientras que el número de fallecidos se reduce, el número de víctimas aumenta. ¿Cómo se pueden reducir esas cifras? RACE y CYBEX, con la colaboración de la DGT, han estudiado la eficacia de llevar a los niños en sentido inverso a la marcha.

 

Si más del 90% de los niños viaja en su sistema de retención infantil (SRI), ¿por qué se produce entonces este alto número de víctimas? Parece que una mejora en la colocación del sistema podría reducir el riesgo de lesiones. Según las pruebas de impacto, una silla en sentido inverso reduce los riesgos de lesiones en un 75% respecto a una silla viendo para adelante.

Además, RACE y CYBEX han realizado un estudio entre 1.000 conductores sobre los hábitos y costumbres a la hora de llevar a los pequeños en el vehículo. Estos son alunos resultados:

 

  • Hasta el 19% de los conductores reconoció haber sufrido alguna situación de riesgo al volante con niños a bordo (3% declaró no llevar un SRI en ese momento, lo que puede suponer pérdida de la custodia).

 

  • La mitad de los encuestados considera erróneamente que es más seguro llevar un niño en un SRI en sentido del carro; un 25% de los usuarios no lo sabía.

 

  • Apenas un 21% afirmaba con acierto que lo más seguro es llevar al pequeño en sentido inverso.

Pruebas de impacto;: sentido de la via VS sentido inverso

Se realizaron dos impactos dinámicos a 64 km/h con dos sillas del grupo I (de 9 hasta 18 kilos) homologadas (y de las que no suspenden). Las dos pruebas se realizaron por un laboratorio independiente bajo los mismos criterios, utilizando para ello un “dummy” de un niño de 18 meses situado en la plaza trasera, detrás del puesto del copiloto. En el impacto con un sistema de retención infantil en sentido de la via, la cabeza del niño se desplaza hacia delante tirando del cuello, sometiendo a éste a una gran tensión al intentar mantener la cabeza en posición. Este hecho puede estirar la médula espinal y el cráneo puede quedar desvinculado, pudiendo ocasionar la parálisis o muerte del niño.

En sentido contrario, estas zonas quedan mejor protegidas. En un impacto frontal con el dispositivo de retención infantil en sentido contrario de la marcha, las cargas puestas en juego se distribuyen de manera más homogénea en espalda, cabeza y cuello (con un menor estiramiento). Hay un gran contraste en cómo un niño está sujeto en un sistema de retención con arneses situado en sentido de la marcha y no se produce el avance característico de la cabeza anterior.

Para informar a padres y tutores sobre la seguridad de los menores, RACE y CYBEX lanzan la 2ª campaña, que cuenta con la distribución de más de 500.000 folletos para los usuarios. El énfasis de estos materiales se ha puesto en un mensaje: hay que llevar al niño en sentido inverso al menos hasta los dos años de edad. Y en el caso de necesitar llevar al pequeño en la parte delantera del vehículo, en un sistema de retención en sentido inverso, se debe desconectar SIEMPRE el airbag frontal de pasajero para evitar daños en el pequeño.

FUENTE: http://noticias.coches.com

 

Y muy importante si te gusto esta noticia no olvides CALIFICARLA y COMPARTIRLA en tus redes sociales!!!

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display