A+ A A-

Descubre las enfermedades que afectan la capacidad de conducir

 PUBLICIDAD 

  

Existen diversas enfermedades y tratamientos médicos que afectan al conductor, por lo que la renovación del permiso de conducir puede verse aplazada o directamente anulada.

 

Por ejemplo, las personas que están sometidas a tratamientos de quimioterapia deben de esperar un periodo de tres meses al finalizar el tratamiento, para poder renovar su carnet. Otra causa por la que no podremos renovar el carnet es si padecemos vértigo, un mal amigo a la hora de conducir.

En el caso de padecer epilepsia, se debe contar con un informe favorable del médico para poder renovar el cada dos años, o cada cinco siempre que la persona afectada lleve tres años sin sufrir ninguna crisis epiléptica.

Por motivos de seguridad tampoco podrán renovar el carnet aquellas personas que sufran depresión, ansiedad, demencia, trastorno de personalidad, de esta manera se intenta evitar “sustos” al volante.

Por supuesto, las personas con problemas en la vista, como la ceguera o visión monocular pueden verse afectados a la hora de renovar sus carnets.

Quien sufra dolencias cardiovasculares  no podrá prorrogar su carnet sin presentar previamente un informe médico favorable, la utilización de un marcapasos obliga a retrasar la renovación un mes y un desfibrilador aplaza la renovación medio año. Mientras que los que hayan necesitado una prótesis valvular o hayan sufrido un infarto de miocardio tendrán que esperar durante tres meses.

Además toda persona diabética debe aportar el informe de un especialista para poder renovar el carnet en un periodo máximo de cuatro años. También quien sufra una enfermedad respiratoria de tipo disneas permanentes no podrá renovar el carnet.

 

Otro caso más obvio de “no” renovación es el caso de personas alcohólicas, o que padezcan drogadicción.

FUENTE: coches.com
volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display