A+ A A-

#Tips Deja como nueva la tapiceria de tu auto con estos consejos

 PUBLICIDAD 

  

Hemos de reconocer que si la tapicería de nuestro coche lleva bastante “trote”, pronto necesitará una revisión, una limpieza. No necesitamos grandes razones para limpiar la tapicería, ya que hasta el más cuidadoso de los conductores puede exponerla a la suciedad, o bien a la humedad (sudor), o tener un percance y en un momento manchar un asiento. Y si tenemos niños, las probabilidades de acabar manchando la tapicería son más altas. ¿Cómo nos encargamos de las manchas para dejar la tapicería perfecta?

En primer lugar, cualquier mancha que caiga sobre la tapicería debemos limpiarla cuanto antes. El tiempo que permanezca sobre el tejido es clave para garantizar que desaparezca, o que se quede ahí para siempre. Así que, paso 1, empezamos neutralizando la mancha rápidamente. Para hacerlo podemos llevar siempre papel absorbente, jabón líquido y algo para frotar.

 PUBLICIDAD

 

Hay manchas y manchas, pero las más habituales son las siguientes:

  • Barro (frotar primero en seco, para desprender la máxima cantidad de barro, y luego con un cepillo húmedo para llevarse el resto).
  • Chocolate (el mejor consejo es no comer en el coche: si no comes, no manchas. De todos modos, si sufres una mancha de chocolate, a veces puedes usar el típico quitamanchas (los hay en forma de “roll-on”), pero la idea es que habrás de frotar con fuerza con jabón (mejor en seco). Repite el proceso hasta que se elimine la mancha.
  • Grasa, lo mismo que el punto anterior, quien no come en el coche… Es una mancha difícil, utiliza un producto que contenga benceno.
  • Sangre. Sí, puede haber alguna gota de sangre sin que medie la violencia, así que puede que necesites eliminar algún goterón, y lo harás con espuma seca mezclada con agua salada, o con un detergente suave. Si la mancha está seca hay que humedecerla por lo que la glicerina te ayudará.
  • Maquillaje, se quita bastante fácilmente (aunque depende del cosmético que haya manchado, no es lo mismo colorete que lápiz de labios). Prueba con alcohol, y si no, un poco de detergente para tejido delicado funcionará.
  • Té o café. Estas bebidas son peligrosas porque, sobre todo el té, puede dejar teñido un tejido si actúa mucho tiempo (el té fue uno de los primeros tintes utilizados). Primero has de secarla completamente (solo si es reciente, lógico), y luego se recomienda frotar con hielo y posteriormente pasarle una esponja con agua caliente.
  • Vómito. Niños a bordo, carretera con curvas, una merienda demasiado pesada… Es posible que te toque limpiar de vómito algún asiento, si no te da tiempo a parar antes de que suceda, así que lo primero que hay que hacer es limpiar rápidamente con agua y jabón. Eso sí, lo mejor es retirar primero todos los restos, a poder ser con papel absorbente. Es algo desagradable, pero si tardamos en limpiarlo, el olor se quedará ahí por mucho tiempo.

Los mejores consejos para lidiar con las manchas son la paciencia y la rapidez de actuación, pero sin duda el mejor consejo para mantener la tapicería limpia es no manchar: no comer en el coche, no beber, no maquillarse, tratar de no vomitar, y limpiarse los pies de barro antes de subir.

Es una obviedad, pero a la vez es la garantía de que nuestra tapicería solo necesitará limpieza general periódica, y de vez en cuando una limpieza a fondo, para estar como el primer día. Si tienes tapicería de piel o Alcántara, deberás añadir a tu lista de tareas nutrirla cada cierto tiempo para que se mantenga en perfectas condiciones.

FUENTE: subaria.com
volver arriba

Buscar