A+ A A-

#Tips Conoce el hielo negro y cómo reaccionar ante él

 PUBLICIDAD 

  

Se le llama hielo negro o ‘black ice’, y es un fenómeno que nos podemos encontrar en la carretera, y que puede darnos un susto si no estamos prevenidos. El hielo negro es, sencillamente, hielo, pero con la particularidad de que no se ve porque es agua que se congela en el momento justo de tocar el asfalto. Así, es hielo instantáneo, que no tiene las características visuales de las placas de hielo que todos conocemos.

 

Se le llama hielo negro porque toma el color del asfalto, al ser una capa muy fina, y a la vista nos puede parecer simple asfalto húmedo, o incluso asfalto seco si la visibilidad no es demasiado buena. Al ser tan fina, esa capa de hielo todavía no refleja la luz de la manera que lo hace la placa de hielo “de toda la vida”. Se puede detectar una placa de hielo negro si nos fijamos en los bordes de la zona: suele haber pequeñas pelotitas de nieve. En auto, es muy raro que tengamos tiempo de valorar qué indican esas pelotitas de nieve.

 

 PUBLICIDAD

 

 

¿Cómo reaccionar ante el hielo negro?

 

¿Qué hacer si nos encontramos hielo negro? Partimos de la base de que no lo vamos a ver claramente, así que en cualquier momento podemos notar cómo perdemos adherencia. La mejor recomendación es que, si sospechamos que puede haber hielo negro en carretera, extrememos las precauciones.

 

Si estamos en condiciones de frío intenso (y riesgos de heladas) y empieza a llover, las probabilidades de que esa agua se congele al tocar el asfalto aumentan considerablemente, y es en esos momentos en los que podemos encontrar hielo negro. Sobre todo si es una lluvia fina, ya que si se trata de lluvias fuertes puede ser que la temperatura del asfalto suba lo suficiente para que no se forme hielo.

 

Por supuesto, hay que estar mentalizados de que ante el mínimo síntoma de que estamos sobre una placa de hielo debemos conducir con la mayor suavidad posible, evitando apretar el pedal de freno, que solo haría que el desenlace (la pérdida de adherencia en las cuatro ruedas) llegase mucho antes. ‘Simplemente’ debemos mantener la calma y anticiparnos a las condiciones probables adecuando la velocidad para evitar sustos, y conduciendo siempre con la máxima suavidad.

FUENTE: subaria.com
volver arriba

Buscar