A+ A A-

#Tips líquido de dirección ¿Por qué debe importarte?

 PUBLICIDAD 

  

 

La revisión de los niveles de los líquidos de nuestro auto es una tarea que debes realizar periódicamente, sin embargo, en ocasiones únicamente nos centramos en aquellos que nos suenan más comunes como el aceite y el refrigerante y olvidamos otros importantes como el líquido de la dirección.

 

Para iniciar debemos destacar cuál el funcionamiento de la dirección.

 

En términos sencillos, es el sistema que trabaja para orientar la dirección de las ruedas delanteras, con ello, el auto girará en la dirección que nosotros deseamos al mover el volante.

 

Para su correcto funcionamiento requiere de un líquido lubricante que permita que el movimiento sea más fácil cuando direccionamos nuestro vehículo.

 

Lo primero que debemos hacer es abrir el cofre del auto. Ahí, encontraremos un depósito cuyo tapón tendrá la imagen de un volante, en algunas ocasiones encontraremos este ícono en el depósito; es ahí donde debemos colocar el líquido.

 

 PUBLICIDAD

 

 

El depósito tiene una marca de máximo y mínimo, justo entre estos dos debe hallarse el nivel del químico para garantizar el correcto funcionamiento de nuestra dirección.

 

En caso de no estar en esos niveles será necesario acudir a comprar a una tienda especializada o a cualquier gasolinera, un líquido para dirección.

Un punto clave es que debes saber qué tipo de sistema tienes: mecánica, hidráulica o electrónica, ya que para cada uno existe una mezcla especial.

 

De igual forma será necesario realizar esta inversión si al examinarlo encontramos que no es de color claro, ámbar o rosado, ya que significará que está contaminado. Una vez que tengas la botella, debes verter el líquido en el depósito correspondiente.

 

Evita superar la marca máxima para no tener derrames. Cuando termines esta operación es importante que muevas el volante de un extremo a otro para sacar todo el aire que se encuentre en el depósito para que el volumen se asiente, por un lapso de 15 minutos.

 

Procura revisar con frecuencia el nivel de la dirección ya que si se vacía rápidamente seguramente presentará una fuga y será necesario llevar tu coche al mecánico para que evites un daño mayor a tu automóvil que te cueste más que una botella de líquido de dirección y te obligue a invertir mucho dinero.

 

Si escuchas ruidos: Si al momento de mover el volante a un extremo escuchas un rechinido es momento de verificar el nivel del líquido de esta pieza.

 

Hazlo con tiempo: Cuando cambies este químico considera en que debes mover el volante de un extremo a otro por un lapso aproximado de 15 minutos para evitar burbujas de aire al interior.

 

Posibles daños: Si no se tiene el nivel suficiente la bomba de presión o la cremallera del automóvil pueden sufrir daños graves que te costará mucho dinero, dependiendo el caso.

 

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display