A+ A A-

Multa por tres millones y medio de dólares a Ferrari en EEUU

 PUBLICIDAD 

  

Una de las normas que Estados Unidos está tratando de reforzar tras el escándalo de los bombines de encendido de General Motors es la del tiempo de reacción de los fabricantes ante la necesidad de una llamada a revisión.

El tiempo que transcurre entre que un fabricante es consciente de un defecto y el hecho de comunicarlo a las autoridades competentes y los clientes está regulado por ley en Estados Unidos para que no se demore más de tres días laborales. Si se pasa de ahí, hay multa (aunque muchos consideran que esa multa es ridícula, y fabricantes como General Motors se la pasan "por el arco del triunfo").

El caso es que revisando documentación e incidentes previos, Ferrari ha sido multada con 3,5 millones de dólares por incumplir sistemáticamente desde 2011 con su obligación de informar a la NHTSA de los problemas de sus productos.

 PUBLICIDAD

 



La excusa de Ferrari es cuando menos surrealista: "Nos pasó inadvertido que estabamos incumpliendo la ley", aseguran, y explican que no ha sido su intención hacerlo, sino que simplemente esto ha ocurrido por no estar al tanto de los procedimientos de obligado cumplimiento al otro lado del mundo.

El caso es que el pasado mes de junio dos senadores se pusieron tras la pista de este hecho, tras ser informados por clientes de la marca del cavallino de que sus coches habían tenido defectos de seguridad que habían sido corregidos, pero sin informar a la NHTSA ni proceder a una llamada a revisión al uso.

Ferrari se compromete a pagar la multa ahora y formar a su equipo de trabajo en Estados Unidos para que esto no vuelva a ocurrir.

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display