A+ A A-

Conoce el origen del nombre del Audi TT

 PUBLICIDAD 

  

La respuesta fácil y obvia cuando uno se pregunta por el origen del nombre comercial del Audi TT suele ser que éste se tomó directamente del NSU TT, un compacto de motor trasero y tracción trasera de espíritu deportivo.

Pero, cuando uno se para a comparar formatos y diseños, el modelo de Audi no tiene nada que ver con su ancestro de NSU. Luego, cuando empezamos a escavar en la historia de los de Ingolstadt descubrimos que, en realidad, la denomiación TT tiene un origen bien distinto, aunque a la postre resultara coincidente con el TT de NSU, del que también te vamos a hablar a continuación.


Cualquier amante del mundo del motor sabe que el TT hace referencia a la competición del Tourist Trophy en la Isla de Man. Y si no estás al tanto de esta carrera, te la aclararemos un poco primero.

La Isla de Man es una "dependencia de la corona británica". Una isla situada entre Irlanda y Gran Bretaña. Es famosa entre los aficionados al motor tanto por la sinuosa carretera que la bordea, como por el hecho de que sus carreteras no tienen límites de velocidad.

Desde 1907 se celebra en ella una competición motociclística, el citado Tourist Trophy, consistente en diez vueltas a un trazado compuesto por carreteras convencionales de la isla. Curiosamente, el TT de motos es posterior al TT de autos, que se originó en la misma isla en 1905, aunque se dejó de realizar allí en 1922 para cambiar de localización a Gran Bretaña, celebrándose ahora mismo en Silverstone.

Tourist Trophy 1922, celebrado en la Isla de Man

NSU, que como bien sabrás se había dedicado durante décadas a las motocicletas, acumuló éxitos en el TT de la Isla de Man en 1954, tras vencer las categorías de 125 y 250 centímetros cúbicos. De dicho éxito quiso aprovecharse, agregando a su cuatro ruedas compacto de motor trasero Prinz las siglas TT como apellido para promocionarlo. El Prinz acabaría perdiendo la denominación "Prinz" para acabar llamándose TT "a secas".

 

 PUBLICIDAD

 

 

¿Y cómo era el NSU Prinz TT y sus derivados? Fabricado entre 1963 y 1972, se trataba de un compacto de alrededor de un litro de cilindrada, que arrancaría en los 40 caballos e iría evolucionado hasta llegar a los 70. Sería cancelado tras la compra de NSU por parte de VAG.

Su sucesor, el Audi 50, acabaría reconvirtiéndose en el Volkswagen Polo, dejando al pequeño NSU sin descendencia directa, aunque con gran aprecio por parte de los coleccionistas, por ser un coche deportivo, económico, ligero y con gran tracción. En cierto modo, puede recordarte a otros aparatos similares de la época, como los Fiat 850 o Renault 8, aunque con la curiosidad de que los NSU iban refrigerados por aire y no por líquido.

NSU Prinz 1.000; que luego pasaría a llamarse NSU Prinz TT



¿Inspiración para el TT?

Pero no, El Audi TT, en su fase de proyección, no tuvo en ningún momento ninguna inspiración tomada del NSU.

Lo que Audi tenía claro es que se trataba de un derivado del Audi A3, pero hecho cupé. Así que entre las muchas propuestas para el nombre del TT estaba A3C, haciendo referencia a que se trataba de un "A3 Coupe". Pero estéticamente era demasiado diferente al A3 como para emparentarlos a través del nombre, algo que restaría atractivo comercial al nuevo deportivo de la marca, aunque sirviera para dar prestigio al compacto en sí mismo.

Otra opción pasaba por denominar al coche como C3. De esta manera Audi abría la puerta a un sistema de denominaciones con la letra C para posibles modelos cupé derivados de las plataformas de sus berlinas. Pero tampoco convencía.

El equipo de diseño puso sobre la mesa otros nombres, más elaborados. Uno era Gaimersheim, un suburbio de Ingolstadt, pero como te puedes imaginar, lo complicado del nombre lo hacía imposible. Otra opción propuesta por el equipo de diseño era Edelweiss, la flor nacional de suiza, conocida en España como la "flor de las nieves".

 



Pero finalmente, el equipo directivo se decidió oficialmente por A3C para el TT. A nadie le convencía, pero era "la opción menos mala".

En los despachos, previamente, también se había planteado emplear dos letras, la doble "te". Pero no por el Tourist Trophy. El planteamiento venía de mezclar "tradición y tecnología". Tradición por el gusto por los detalles y por la idea de un cupé "clásico", y tecnología por ser un proyecto de "auto de vanguardia". El departamento de marketing había descartado el uso de este nombre por, precisamente, recordar demasiado al NSU TT, con miedo de que la gente asociase el nuevo y tecnológico cupé con el antiguo modelo, cuyo enfoque era mucho más económico y básico.

Finalmente, tras la junta que había determinado el nombre de A3C, los directivos revisaron su decisión, y en corrillos por Ingolstadt acabaron por echarse atrás y re-denominar al coche como TT.

FUENTE: es.autoblog.com

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display