A+ A A-

#Curiosidades Esto es lo que pasa si presionas 257 veces el control remoto de tu auto

 PUBLICIDAD 

  

Es probable que al sostener el control remoto de tu auto, te surjan algunas interrogantes como, ¿Cómo es que funcionan estos controles? ¿De qué forma identifica una llave, el auto con el que está sincronizado? ¿Es posible que abra una puerta de un auto que no es el mío?

 

La respuesta está en la forma en la que funcionan, pues se trata de un aparato muy sofisticado y que muchas veces ignoramos.

 

La seguridad en nuestros autos, no es un asunto menor. Con la finalidad de brindar la mejor seguridad y además que sea cómodo y práctico, se necesitan soluciones que sean difíciles de corromper.

 

Uno de los principales problemas, es la facilidad con la que las señales pueden ser interrumpidas y robadas. Si alguien logra acceder a tu código, puede reproducirlo con la mano en la cintura.

 

 

La clave, es desarrollar un aparato que pueda generar el código y un transmisor que lo pueda enviar codificado hacia el otro punto. Todo esto en algo que no sea más grande que la palma de tu mano.

 

Mediante un sistema de combinación llamado Rolling code, el chip crea un código 40-bit, el cual genera hasta un trillón de posibles combinaciones.

 

 PUBLICIDAD

 

 

Cuando presionas el botón de apertura, manda dicho código, junto con otro de funcionamiento, que le dice al auto qué debe de hacer (abrir la puerta, la cajuela, etc.).

 

Del mismo modo, el receptor en el auto, mantiene el código de funcionamiento en la memoria; si recibe el código 40-bit que espera, hará lo que se le pide. Si no coincide, no hará nada.

 

 

Ambos utilizan un generador de combinaciones mediante el cual se sincronizan, así, solo abrirá la puerta si recibe el código que espera.

 

Si estás a más de una milla y presionas accidentalmente el botón, transmisor y receptor se desincronizan. El receptor resuelve este problema, guardando otras 256 posibles combinaciones subsecuentes.

 

De esta forma puedes presionar 256 veces el control y estará bien, sin embargo, si lo oprimes una vez más, tu auto ignorará completamente el transmisor y no volverá a servir, jamás.

 

Aunque hay formas de capturar la transmisión, tardaría muchos años dar con el código que el transmisor y receptor ‘escogieron’. Además no hay forma de poder predecirlo. 

 

FUENTE: atraccion360
volver arriba

Buscar