A+ A A-

#Novedades McLaren 720S: descubre a la nueva bestia británica #FOTOS

 Publicidad

  

El McLaren 720S es sin duda alguna una de las novedades más esperadas del Salón de Ginebra 2017. Un auto que deja a todos con la boca abierta gracias a un diseño mejorado y unas capacidades dinámicas superiores a las del modelo al que sustituye, el McLaren 650S. Te dejamos  unos pocos datos del vehículo para ir abriendo tu apetito: 720 CV y 770 Nm, 1.283 kg (en vacío), un paso de 0 a 100 km/h de 2,9 segundos, de 0 a 200 km/h en 7,8 segundos y 341 km/h de punta.

Entre los principales cambios que se observan a nivel estético en el nuevo 720S con respecto al McLaren 650S destacan las enormes entradas de aire frontales y los numerosos pliegues a lo largo de toda la carrocería que le dan un aspecto más aerodinámico. Estrena un chasis monocasco de carbono denominado 'Monocage II', elemento que no solo ha permitido incrementar la rigidez del conjunto y aligerar el peso, al mismo tiempo facilita el acceso al habitáculo gracias a una estructura más delgada. A esto también contribuyen las puertas, que incluyen una sección importante del techo al abrirse.

Publicidad 

 

El nuevo supeportivo de McLaren rivaliza directamente con automóviles como el Ferrari 488 GTB o el Lamborghini Huracán Performante si bien, hay que tener en cuenta que el británico es considerablemente más ligero y potente que cualquiera de los dos. Bajo su capó, en posición central-longitudinal, encontramos una evolución del motor V8 de 3.8 litros, conocido como M840T, que para la ocasión alcanza los 4.0 litros de cilindrada y recibe el nombre de M480T, generando de esta forma una potencia máxima de 720 CV y 770 Nm de par. Como hasta ahora, está ligado exclusivamente a una caja de cambios de doble embrague y siete velocidades.

El McLaren 720S acelera como un poseso (de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y de 0 a 200 km/h en 7,8 segundos), pero también frena como una bestia gracias tanto a su poderoso equipo de frenos como a su sistema de aerodinámica activa. La prueba está en los solo 4,6 segundos que emplea para detenerse desde 200 km/h, recorriendo una distancia en el proceso de 117 metros. No utilizará un sistema híbrido, aunque no se descarta que versiones del modelo monten motor eléctrico más adelante.

Por otro lado, los ingenieros de Woking han revelado que cuenta con el sistema Proactive Chassis Control II, asociado a tres modos de conducción -Comfort, Sport y Track- y que se encarga de gestionar, a través de 12 sensores instalados, los diferentes parámetros del auto para mejorar su conducción en función del modo seleccionado. El sistema Variable Drift Control se encarga de involucrar más aún al conductor mediante la desconexión variable de los controles de estabilidad y tracción, facilitando de esta forma la realización de derrapes.

FUENTE: autobild
volver arriba

Buscar