A+ A A-

Razones para no usar los faros antiniebla

 

 

SIGUENOS

 

Es un hecho que cada uno de los elementos del automóvil son de suma importancia, mientras que algunos están enfocados para su accionamiento existen otros que están pensados en hacer la conducción más segura. Uno de esos elementos de gran ayuda cuando las condiciones del clima disminuyen la visibilidad del camino son los faros antiniebla. Dada sus características permiten que podamos tener una mayor visión, específicamente las líneas del camino, asimismo, permiten que seamos vistos por los demás automovilistas.

 

Aunque este tipo de iluminación es de gran ayuda cuando la niebla se hace presente en nuestro trayecto, tenerlas encendidas en el momento que no es necesario resulta molesto a los demás conductores. Desgraciadamente este mal hábito de llevar las luces de niebla delanteras y/o traseras cuando no existe nada de neblina se ha vuelto una mala costumbre de muchos automovilistas.

Ante esta situación presentamos cinco razones por la que se no deben prender las luces de niebla cuando no hay niebla.

1.       Porque no hay niebla

Así de sencillo. Las luces de niebla son exclusivamente cuando hay niebla. No hay más. Su nombre lo dice todo y no hay razón alguna por las que las debamos de prender.

2.       Porque incomodan a los demás automovilistas

Al no existir niebla, las luces llegan de forma directa a los conductores que están detrás o los que van en contraflujo.

3.       Porque no hace que los autos se vean más cool

Tener la mayor cantidad de luces encendidas no eleva la imagen del automóvil, ni tampoco hace que se vea más bonito.

4.       Porque es como si estuvieran encendidos los limpiaparabrisas cuando no llueve

Otro ejemplo claro de lo incomodo que resulta encender las luces de niebla cuando no es necesario, es como si activaramos la calefacción de los asientos cuando hace calor.

5.       Porque no mejora la habilidad al volante

 

Muchos automovilistas creen que por encender las luces de niebla cuando no la hay mejoraran la visibilidad, pero es un grave error. Al estar al volante la mirada debe estar dirigida a lo lejos y no a ras de piso, como es caso del campo de iluminación para que el que están desarrollados este tipo de luces.

 

FUENTE: autocosmos
volver arriba

Buscar